La adolescencia es un periodo vital decisivo para desplegar las capacidades que cada estudiante posee. Nuestro proyecto educativo ofrece al alumnado habilidades y estrategias para ser competentes en el siglo XXI.

 

El motor de nuestro proyecto curricular pretende fomentar el pensamiento crítico, el desarrollo de la creatividad y la potenciación de las funciones ejecutivas, es decir, la gestión de la activación, la gestión de la atención y la gestión de la memoria, donde adquiere importancia la regularización del propio aprendizaje.

 

Nuestra propuesta pedagógica se distingue por la implantación de metodologías activas dentro del aula que permiten la adquisición de  un aprendizaje profundo.